Servicios Asistenciales

Diagnostico Alzheimer. Y ahora que...


Muchos de nosotros nos hemos visto sentados en una consulta  médica
frente a un señor con bata, llamado neurólogo. La situación comienza a complicarse cuando oímos las palabras: “Su padre, hermana, tío... tiene Alzheimer”. A  partir  de  ese momento  se  desencadenan  un  conjunto infinito de pensamientos y sentimientos que forman  una espesa  niebla en  nuestra  cabeza.  Posteriormente  somos  capaces  de reaccionar  y clarificar ideas pero, por  mucho que  nos diga  google, nuestros amigos y familiares, el medico, etc, nunca seremos capaces de saber el alcance de esa palabra “Alzheimer”. Las personas que han convivido con esta enfermedad podrían escribir un libro cargado de anécdotas. Algunas graciosas, otras desesperantes, otras curiosas, pero lo que todas tienen en común es que parecen sacadas de una película de terror, para el que las sufre.

A través de estas líneas pretendemos dar explicación a ciertos fenómenos de conducta que subyacen  a dicha enfermedad. A su vez, ofrecemos un rayo de esperanza mediante unos pequeños consejos  que ayudan a paliar las llamadas alteraciones conductuales, de los pacientes con demencia.

Las principales alteraciones conductuales que sufren los pacientes demenciados son:


AGRESIVIDAD


El enfermo con daño cerebral reacciona de forma  agresiva en cosas
que, para las personas sanas, son anodinas. Percibe una amenaza o peligro donde no existe.

¿Cuál puede ser la causa que desencadena una reacción agresiva?

Puede tratarse de una respuesta emocional  del enfermo al pensar que  se siente rechazado, o al no poder realizar una actividad correctamente. También pueden ser motivadas por ansiedad, miedo o frustración, al no comprender la situación vivida:


  1. -al no recordar cómo hacer las cosas,

  2. -al no conseguir expresar sus sentimientos,

  3. -al no reconocer gente de su entorno, ni el lugar en el que se encuentra.


¿Qué hacer?


Casi siempre hay una causa que desencadena su reacción.  Busca lo que las desencadena, descubrirla es ser capaz de prevenir su aparición.


  1. Adopta una postura empática y receptiva y buscar el contacto visual. La sonrisa puede ser el amortiguador de una crisis de agresividad.


  1. Rehabilita el entorno:


  1. oQuita los objetos que puedan provocar miedo,

  2. oMejora el alumbrado evitando los lugares oscuros.


Reconfortarle:


  1. oExplícale lo que pasa: cuáles son las personas presentes, lo que hacen,

  2. oCon voz tranquila, sin ponerse nervioso.


  1. Sugiérele una actividad que pueda realizar y déjale el tiempo necesario para realizarla, aunque la haga mal.

  2. En todos los casos, mantén  la calma.


Lo que no se debe hacer


  1. No argumentes según su lógica.

  2. No tomes este comportamiento como un  asunto personal.

  3. No llores

  4. No le regañes

  5. No exteriorices tus miedos.


AGITACIÓN


Se entiende por agitación la actividad verbal o motora inadecuada que, a juicio del cuidador, no parece el resultado directo de las necesidades. Es un estado de intranquilidad, excitación y/o conductas repetitivas que la persona no puede controlar y que carecen de una finalidad aparente.

La agitación suele aparecer antes de la agresividad.


¿Cuál puede ser la causa que desencadena la agitación?


  1. 1.Las limitaciones físicas y de comunicación. Algunas personas pueden comportarse de forma agitada si padecen una enfermedad que limita su movilidad física, y que les impiden  desenvolverse con independencia, produciéndoles agitación y frustración.

  2. 2.Las personas que tienen dificultades para comunicarse con los demás también pueden mostrar agitación.

  3. 3.Las alucinaciones. En ocasiones el enfermo se muestra agitado debido a que está reaccionando ante una alucinación visual o auditiva, que les causa pánico.

  4. 4.Exceso de atención de los demás. Es posible que la persona que se comporta de forma agitada reciba mucha atención de sus familiares, por este comportamiento. Las razones por las que puede buscar atención son variadas: aburrimiento, falta de actividad y/o estado de ánimo deprimido.


¿Qué hacer?


  1. Se especialmente amable y atento cuando la persona se muestre tranquila y agradable. Refuerza el comportamiento que no implique agitación.

  2. Transmítele tranquilidad. Acércate a la persona con calma, háblale en tono pausado, buscar el contacto visual.

  3. Disminuye la estimulación ambiental (televisión radio cierre de la ventanas etc). El entorno debe ser relajado y tranquilo.

  4. Distráele centrando gradualmente su atención en algo placentero

  5. En muchas ocasiones los enfermos tienden a imitar determinadas conductas. Para tranquilizarle intenta emular su respiración para enlentecerla poco a poco, procurando que él también la modifique.


DEAMBULACIÓN ERRANTE:


La deambulación errante implica andar sin un motivo u objetivo concreto, sin rumbo específico y sin cesar.


¿Cuál puede ser la causa que desencadena la deambulación?


  1. La desorientación. Búsqueda de lugares o personas conocidas, que le produzcan seguridad.

  2. Molestias físicas: Una persona que siente dolor puede empezar a moverse para distraer la mente de la sensación dolorosa. También puede ser que tenga necesidad de ir al baño.


¿Qué hacer?


  1. Crea un ambiente seguro reduciendo los riesgos innecesarios (caídas, escapadas...).

  2. Mantén rutinas y orden para evitar la desorientación. Es importante que haya horarios establecidos para la comida, el uso del baño etc.

  3. Oriéntale en espacio. Utiliza señales de orientación en el baño, en la habitación etc

  4. Mantenle localizado.

  5. No prestes atención a la deambulación, ni le regañes.

  6. Refuérzale cuando permanezca sentado tranquilamente.

  7. Favorece la actividad física o mental procurando que realice sus tareas favoritas


DELIRIOS-ALUCINACIONES


Los delirios son  ideas irreales  creadas  por  el sujeto,  que éste asume y defiende como ciertas. Las principales  ideas  delirantes se manifiestan de  forma  variada:  cree  que  alguien  le coge las cosas o  que  le  roba  (delirio de robo),  que  le  han abandonado o que su pareja ha cometido una infidelidad, que es un personaje famoso o tiene grandes riquezas (delirios de grandeza)…

Las  alucinaciones son  alteraciones  de  la percepción sensorial que surgen  sin  que  exista un  estímulo  real.  La persona puede ver,  oír  o  tener  sensaciones  que no  están  ocurriendo  en  ese momento. Pero la alucinación es tan real, que la persona puede sentir desde miedo o ansiedad, hasta alegría y sensación de bienestar.


¿Qué hacer cuando se presentan?


  1. No debes alarmarte por las alucinaciones o delirios con el fin de no incrementar el nerviosismo del enfermo. Mantén la calma facilitando la ubicación de la persona en un espacio conocido y familiar.

  2. Intenta desviar la atención del enfermo hacia aquellas actividades o aficiones que le hayan resultado agradables antes de caer enfermo.

  3. Háblale de forma suave y tranquila. Conviene mantener conversaciones sobre ideas coherentes, reforzándolas y favoreciendo o premiando este tipo de discurso.

  4. Asegúrale que no sucede nada no sólo con palabras sino también con acciones.

  5. Nunca le segas la corriente, dándoles la razón, pero tampoco discutas con ellos sobre la veracidad del delirio o alucinación.

  6. El contacto físico puede ser tranquilizador, aunque debes acercarte a la persona siempre dentro de su campo visual, identificándote. Si no se siguen estos consejos el contacto físico puede incrementar la agresividad.

  7. Buscar el motivo que ha desencadenado la alucinación y el momento del día en que se produce, para anticiparte en ocasiones ulteriores.


DESINHIBICIÓN SEXUAL


¿Qué hacer si se presenta una conducta sexual inapropiada?


  1. No reacciones de forma alarmante ni le castigues ya que puedes producir una fijación en el enfermo, puesto que él no comprende si su actuación es adecuada o no.

  2. Si el enfermo se desnuda puedes cubrirle con una bata o ayudarle a ponerse la ropa. Debes actuar con la mayor naturalidad posible.

  3. Para evitar que se quite la ropa con facilidad, puedes adaptarla utilizando botones especiales, más difíciles de desabrochar.

  4. Si se masturba en público evita confrontaciones. Lleva al enfermo con delicadeza a un lugar privado y distráele con otra actividad.




 

NEUROLOGÍA | Por Izaskun Blanco, Psicologa de Los Olmos

Teléfono Comercial

Noticias.html
Volver a la pagina de noticiasNoticias.html

Higiene y Geriatria, S.A.

Avda. de la Concordia 50 · 28460 Los Molinos (Madrid)

Tel. 91 855  01 69 Tel. Comercial 665 435 71

Desde 1976

cuidando de nuestros mayores.

Menú 
  Ventajas 
  Servicios 
  Noticias 
  Fotografías 
  Trabajo  
  Prensa 
  Contacta
 

650 175 537

info@higesa.es